De naturaleza y aventura

parco nazionale del pollino

El reino del Pino Loricato

El viaje para descubrir los paisajes naturales atravesados por la Ciclovía comienza en los macizos de Pollino y Orsomarso, entre las cumbres más altas del sur de Italia, donde, agarrado a rocas calizas empinadas, crece el tenaz pino loricato (conocido como ‘pino de los Balcanes’ o ‘pino de Heldreich’), el símbolo del Parque Nacional Pollino, que también cuenta con el árbol vivo más antiguo de Europa: Italus, un pino de Heldreich que tiene 1230 años. El territorio cuenta con 75 Lugares de Interés Geológico, que desde 2015 forman parte de la red global de geoparques reconocida por la UNESCO. El paisaje es típico los Apeninos: en los Piani, es decir las cumbres, se despliega el espectáculo del mar Jonio y de la antigua colonia griega de Siris. La variada morfología del Pollino ha dado forma a un territorio que incluye cordilleras dolomíticas, bosques impenetrables y cañones vertiginosos, excavados por ríos y arroyos impetuosos, que guardan un importante humedal: la Reserva del Lago de Tarsia, refugio de aves rapaces y migratorias. Excursionismo, senderismo, rafting, barranquismo, escalada y escalada libre, ciclismo de montaña y turismo ecuestre, parques de aventura, son solo algunas de las principales actividades del turismo de aventura que el Parque Nacional Pollino ofrece a sus visitantes todo el año, en hábitats que están entre los más ricos en biodiversidad del planeta.
De naturaleza y aventura
PARQUE NACIONAL DE SILA

El gran bosque de Italia

Continuando hacia el Sur se encuentra una de las Reservas de la Biosfera más importantes de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de la UNESCO: el Parque Nacional de la Sila. Históricamente conocida como el «gran bosque de Italia» (de ahí venía una gran parte de la madera para las obras y las tiendas artesanales de la Magna Grecia), esta área protegida está casi totalmente cubierta por antiguos bosques y sierras que cuentan con un acuífero riquísimo que confluye en los tres lagos artificiales que destacan en el paisaje: los lagos Cecita, Arvo y Ampollino y otros espejos de agua de menor extensión, pero de igual belleza, como los lagos Ariamacina. El Parque alberga nueve reservas biogenéticas entre las que destacan los «Giganyi della Silla» (Gigantes de la Sila) de Fallistro. La especie arbórea más singular es el pino laricio de Calabria, acompañado por hayas, abetos blancos, robles, castaños, arces y tilos. En los espesos bosques se mueven de manera furtiva los lobos, que reinan sobre la fauna de la Sila. La zona ofrece muchísimas actividades y deportes: parques de aventuras, excursiones, orientación, vela, piragüismo, tiro con arco, observación de aves y otras especies, paseos en trineo con perros, esquí de fondo y descenso, en pistas que también se pueden alcanzar con el tren de vapor de la Sila, viajando en pintorescos vagones magníficamente renovados.
PARQUE NATURAL REGIONAL DE SERRE

La espiritualidad de la naturaleza

El recorrido de la Ciclovía continúa en dirección sur y llega a la Reserva natural regional de Sierre, un grupo montañoso cubierto de espesos bosques y situado en un vasto altiplano que desciende hacia el mar Jonio, al este, y hacia la cuenca hidrográfica del río Mima, al oeste. En la parte central destacan los valles del Ancinale (con el antiguo pueblo de Serra San Bruno), Mongiana y Lacina, que se originaron de antiguos lagos del Período Cuaternario. La presencia de manantiales y cursos de agua, que se transforman en torrentes impetuosos, origina cañones impenetrables y barrancos muy estrechos que generan una serie de cascadas espectaculares, como las del Marmarico y de Assi. A este espectáculo se une el majestuoso hábitat rupestre de los montes Mammitomito y Consolino, de los que se extraía el mineral para las fundiciones y la fábrica de armas de Ferdinandea y Mongiana. Finalmente, al este se encuentra el valle del arroyo Stilaro, alrededor del cual se extiende el magnífico Bosque de Stilo. A los aficionados a la observación de aves, el espacio protegido del lago Angitola ofrece espectáculos naturales maravillosos. La reserva de Serre es el lugar ideal para actividades al aire libre, incluso en parques de aventuras.
De naturaleza y aventura
PARQUE NACIONAL DE ASPROMONTE

El misterio de las grandes piedras

Más allá de los montes Serre, la ruta de la Ciclovía llega al Parque Nacional de Aspromonte que domina los dos mares de Calabria y de donde se puede admirar el Estrecho de Mesina y la región Sicilia. El Parque presenta una variedad florística que no tiene igual y cuenta con más de 1500 especies; entre las más raras, se encuentra la Woodwardia radicans, helecho gigante que se remonta a la era cenozoica. A bajas altitudes reinan la maquia y los bosques de encina. Entre los hayedos más fascinantes se encuentran los de Monte Scorda y Zervó. Hay ochenta y nueve lugares de interés geológico candidatos a entrar en la red global de los geoparques. Entre ellos destacan: la valle delle Grandi pietre (el valle de las grandes piedras), el maravilloso valle de Pietra Cappa (símbolo de Aspromonte); el paisaje "dolomítico" de Canolo; las cascadas Mundu y Galasia; los terrazas marinas y continentales, los valles de Fiumare. La fauna es muy variad e incluye, además del lobo, muchas especies raras, como el pequeño lirón, la tortuga mediterránea, la Rosalia alpina, además de muchas aves migratorias, rapaces diurnos y cigüeñas que se pueden observar desde un mirador situado en Piani d’Aspromonte. Durante todo el año se puede practicar senderismo, a pie y a caballo, y otras actividades al aire libre, incluso en los parques de aventuras. Además, se pueden practicar deportes de invierno en las diferentes estaciones de esquí del Parque.
Centros de visitantes, observatorios, ecomuseos

Los hábitats de los parques

Para todos los que desean conocer mejor la naturaleza y los hábitats de los parques, todos los espacios protegidos ofrecen muchos centros de visitantes, observatorios, ecomuseos, centros de educación medioambiental y puntos de información. Entre ellos se encuentran: el Centro de servicios del Parque Nacional Pollino, situado en el histórico Palacio Gallo, en Castrovillari; el Centro de visitantes Cupone, cerca del Lago Cecita, y el Centro de visitantes del Museo del agua y de la Energía, en el Parque Nacional de la Sila; el Centro de visitantes «Museo botánico del Zomaro», que se encuentra en el pueblo de Cittanova en el Parque Nacional de Aspromonte.
per saperne di più

Newsletter

Please enable the javascript to submit this form

© Ente Parco del Pollino | All rights reserved.